Decálogo de principios éticos y directrices para la actuación de los Servidores Públicos
 

  • I. Dar a todas las personas un trato amable y respetuoso, no se concederán privilegios o preferencias, ni permitirán influencias, debiendo cumplir con las disposiciones de sus funciones y actuar conforme a las leyes.

 

  • II. Conducirse con vocación de servicio, rectitud y transparencia, sin utilizar el cargo para hacer negocio o sacar ventaja para sí o para otro.

 

  • III. Actuar y servir responsablemente como Servidor Público, con los principios de empatía, solidaridad, honradez y bien mayor a favor de la sociedad en la toma de desiciones.

 

  • IV.  Servir a favor del bienestar general de la población por encima de intereses particulares, apoyando las necesidades de los grupos vulnerables, correspondiendo a la confianza que la sociedad ha conferido.

 

  • V. No buscar o aceptar compensaciones o dádivas.

 

  • VI.- Respetar, promover y proteger los derechos humanos de los ciudadanos.

 

  • VII. Actuar y trabajar conforme a la cultura del servicio, orientada al logro de resultados y metas, dando el mejor desempeño de sus funciones en su cargo.

 

  • VIII. Administrar los recursos públicos con los principios de honradez, transparencia, eficiencia, eficacia y economía. Separarse del cargo cuando exista conflicto de interés personal o a favor de otra persona.

 

  • IX. Evitar intereses contrarios que puedan entrar en conflicto con sus obligaciones y con el desempeño responsable y objetivo de su cargo, así como abstenerse de promover a familiares o parientes a cargos públicos.

 

  • X. Abstenerse de realizar cualquier intimidación, opresión, promesa o trato privilegiado que comprometa indebidamente al Ayuntamiento de San Juan de los Lagos y el patrimonio de los Sanjuanenses.